Quiénes somos|Hemeroteca|Regístrate
FacebookTwitterPinterestInstagramRSS
Domingo, 19 de Noviembre de 2017
Entrevistas
Silvina Rodríguez, actriz, narradora y titiritera: “Aquí encontré una gran red de afectos”
6-06-2017
Silvina Rodríguez, actriz, narradora y titiritera: “Aquí encontré una gran red de afectos”
De paso por Tetuán: charlas con vecinos que van y vienen

La luz y la tranquilidad de las inmediaciones de La Dehesa son óptimas para charlar tranquilamente con Silvina. Apenas llevo alguna pregunta preparada y me dispongo a escuchar y destilar su artística vida y también sus pasos por el barrio. Al principio un poco desconcertada, no tarda en entrar al juego de contarse. Acabamos la entrevista en un espacio cómodo y lleno de volúmenes inspiradores.

¿Qué te trajo por Tetuán, Silvina?
Vine hace cinco años, casi seis. Al principio no quería venir a un barrio, pero necesitaba cambiarme. Me fui integrando gracias al Espacio de Igualdad Hermanas Mirabal. Empecé a hacer talleres y me encontré con un laboratorio teatral dirigido por Beatriz Santiago Ortiz. Súper interesante para mí. Me siento orgullosa. Gracias a este espacio empecé a gozar el barrio, a conocer gente... El centro de la ciudad me cansó, se ha puesto muy turístico. Aquí conoces un poco más a la gente. Yo encontré una gran red de afectos.

¿Cuántos años llevas en teatro?
Más de 30, empecé muy joven, con 14 años, en una escuela municipal de arte en mi pueblo. Todas las chicas y chicos tuvimos la suerte de probar varias disciplinas artísticas y luego elegir una. Justo era el advenimiento de la democracia en Argentina, y había una corriente que era la educación por el arte. Tuvimos la suerte de tener un director de Cultura con mucha cabeza, que la instauró en toda la provincia de Río Negro, en la Patagonia argentina. Y gracias a eso me dedico a lo que me dedico. Empecé a hacer teatro, títeres, cerámica... me di cuenta de que era esto lo que quería hacer en la vida.

En este sector has hecho casi de todo, también has enseñado, ¿te gustaría volver a ser docente?
Durante 20 años, cuando me fui a estudiar la carrera de arte dramático en Córdoba, que es la segunda ciudad del país, vivía y sobrevivía dando clases de teatro. En España estuve ocho años trabajando en una fundación que se llama Yehudi Menuhin, en un proyecto de educación en valores a través del arte. Eso ha sido lo más intenso en la docencia, porque hemos hecho mucho trabajo con docentes, congresos internacionales y talleres con niñas y niños. Me gustaba mucho, pero empezó la crisis y no me compensaba, así que volví a vivir sólo de actriz y de narradora, que es lo que estoy haciendo ahora.

Arte y aprendizaje, una relación estrecha entre ambos mundos.
Creo absolutamente en ello. No es casual. Herbert Read fue el que escribió sobre esta línea y luego muchos y muchas más. Creo que todo el mundo puede ser artista, y dedicarnos a esto. No es algo especial para los elegidos que han recibido a las musas inspiradoras, sino que cualquier niño y niña que es estimulado tiene la capacidad si le interesa. Además de la influencia en la vida, en tu desarrollo... te puede servir para dedicarte a otras cosas. Nosotros decíamos en la escuela que el objetivo no era que fueran actores, titiriteros y músicas, sino que pudieran gozar de eso y hacerlo disfrutando. Por eso pienso que la educación artística debería contar con más protagonismo en las escuelas, por supuesto no parece que a las administraciones les interese. En Argentina y Brasil, gratamente, desde hace años se llevan impartiendo asignaturas de teatro como obligatorias en escuelas e institutos, en Brasil también la danza. Y con buenos resultados.

Sobre los cuentos, la narración, imagino que muchas veces te debe sorprender cómo cautiva...
Tenemos un gran enemigo que es el exceso de información, y eso a veces conspira en contra de la narración, porque cuesta concentrarse y escuchar. Por eso las bibliotecas hacen muy bien fomentando la lectura. De todas maneras, creo que no se va a perder nunca, hay una necesidad de escuchar cuentos, siempre hay una moraleja, una enseñanza, tú quieres escuchar, porque te está dando algo. Ves a los niños y a los padres, y te das cuenta de que está en el inconsciente colectivo, llevan miles de años, el valor simbólico del cuento te atrapa. Yo para contar conecto desde ahí, desde los cuentos de mi infancia, los que escuché.

¿Hay diferencias entre la interpretación teatral y la narración de cuentos?
A mí me costó al principio entender el código, había otra fase, otra instancia, aquí tú eres como un canal por el que dejas que salga el cuento, tú eres como un transmisor, el teatro es así también, pero no necesariamente. Lo vivo relacionado y utilizo mis técnicas teatrales. A mí me ha venido muy bien.
Siempre nos acordamos de los mismos cuentos, pero hay miles…
Hay narraciones maravillosas, por ejemplo en los países nórdicos. Hay ilustraciones maravillosas. ¡El poder desplegar un cuento ilustrado! Creo que necesitamos el papel y aquí hay muy buenas editoriales.

¿Cómo está Madrid con respecto a este campo creativo? ¿Se está extendiendo?

En el año 2000 esto era ‘Viva la Pepa’. Había incluso, si se quiere ver así, hasta un derroche; era grandioso. Increíble. Al llegar pensé: en este país la gente puede vivir del teatro. Pero luego vi que sólo era cierto para las compañías de 30 años que tienen un teatro, que están muy afincadas, a otras nos cuesta un poco más.
Pero sí noto un poco más de movimiento, de reactivación. Me sale más trabajo y a mi alrededor igual. Aunque no parece que haya un nuevo modelo que lo amplifique, como estar en las escuelas.

Estás en medio de una producción, Santa Juana de la Cruz, que se estrenará en unos días, háblanos de ello.
No es sor Juana Inés de la Cruz. Es sobre Santa Juana, que no está canonizada, aunque llevan unos cuantos años intentándolo. Y forma parte de un proyecto que se llama “Visionarias”, dirigido por Ana Contreras [también vecina], muy interesante. Juana Vázquez fue asesora del Cardenal Cisneros, e incluso llegó a ser párroco, compositora y artista, actriz, dramaturga, escribía sus propios sermones: una mujer muy interesante. De hecho, la Inquisición la juzgó y la absolvió. La obra se estrenará en Alcalá de Henares el 1 de julio en el festival de clásicos de esta ciudad madrileña.

 

Ramón Ferrer

COMPARTIR Agregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usAgregar a DiggIt!Agregar a Yahoo!Agregar a GoogleAgregar a MeneameAgregar a FurlAgregar a RedditAgregar a MagnoliaAgregar a BlinklistAgregar a BlogmarksAgregar a Facebook
Comentarios
Queremos saber tu opinión
Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedes registrarte aquí.

E-mail
Contraseña

Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.

 
  Guía de restaurantes|Directorio de empresas|Enlaces de Tetuán|Cartas al director|Contacto|Aviso legal
© 2013 Tetuán 30 días. Todos los derechos reservados