Domingo, 27 de Mayo de 2018
FacebookTwitterPinterestInstagramRSS
Quiénes somos|Hemeroteca|Regístrate
Quieres anunciarte con nosotros?
Entrevistas
4-05-2018
“Los datos sobre delitos no abonan la tesis de que éste sea un distrito peligroso”
Javier Fernández Ruiz, jefe de la Unidad Integral de Policía Municipal de Tetuán
“Los datos sobre delitos no abonan la tesis de que éste sea un distrito peligroso”

El máximo responsable de la Policía Municipal en Tetuán ha charlado con ‘Tetuán 30 días’, para explicarnos en qué consiste el programa de Policía Comunitaria (PC) que acaba de ponerse en marcha, y hemos aprovechado para preguntarle por los últimos datos sobre seguridad, las zonas más conflictivas y la sensación de inseguridad que, de un tiempo a esta parte, parece ser la tónica en algunos barrios.   

 

¿Qué novedades trae la Policía Comunitaria al distrito?
Hasta ahora teníamos varios programas enfocados a la prevención y una Oficina de Atención al Ciudadano en cada distrito, que recogía denuncias y las trataba, pero era un compartimento estanco. Por otro lado iban las patrullas, más de respuesta. Con la PC el objetivo es invertir esa parte reactiva, que en lugar de depender de las llamadas, al haber avisos que se reiteran, se planifican y atajan los problemas en origen. ¿Cómo? Cambiando la filosofía de trabajo y potenciando las oficinas, que ahora se llaman de Intervención Comunitaria (OIC), con nuevos recursos y más vinculadas al ciudadano.  

 

¿Cuántos agentes se destinarán a este servicio?
Partimos con unos 12 agentes en el turno de mañana y otros 12 por la tarde, un 12% de la plantilla, que ronda los 190 o 200 efectivos en el distrito. Trabajarán en la detección de los problemas y recogerán las denuncias vecinales, pero la idea es que esto sirva para programar los patrullajes, que la patrulla no salga aleatoriamente o espere a lo que les diga la emisora, sino que parta de unos problemas ya identificados.

 

¿Se trabajará con unas zonas prioritarias?
Sí, contamos con información previa a partir de quejas e incidencias, y nos constan dos zonas prioritarias: Azca, con características distintas entre la mañana, la tarde –centro comercial y de negocios, problemas de movilidad, hurtos, descuideros, venta ambulante…– y la noche, vinculada al ocio, que atrae a mucha gente y hay que vigilar los horarios y el aforo de locales, y todo lo que ello rodea. Esta zona constituye una parte importante de nuestras actuaciones. La otra es Bellas Vistas, donde los locales de ocio generan una serie de problemas por infracciones que, sin ser preocupantes, causan gran impacto en la convivencia: no se respetan horarios y parte del esparcimiento se da en la calle, lo que molesta a los vecinos, genera una sensación de inseguridad y hace que nos lleguen muchas demandas de servicios. Luego hay microámbitos identificados, como la calle de San Enrique o Jerónima Llorente, donde hay que vigilar algunos locales y el entorno.

 

Muchos de los problemas están vinculados pues al ocio nocturno…
Hay que conocer por dentro el tema de los locales, porque muchos son legales, cuentan con licencias y permisos, y se inspeccionan regularmente. Muchas veces los problemas no son achacables al propio local. Hay que vigilar a los que infringen, pero al final son negocios que quieren ganar dinero, y si les pones una infracción les va a llegar una denuncia, y las multas son importantes. Pero la parte más difícil de atacar es lo que les rodea, el cliente que monta un altercado porque no le dejan pasar, el que consume fuera, los negocios que venden en la zona, los gritos… Por otro lado, todos los locales de ocio del distrito están inspeccionados al menos una vez al año, y luego identificamos aquellos en los que se han detectado infracciones relevantes, para los que tenemos una vigilancia preferente y son visitados con mayor frecuencia.

 

Recientemente se celebró el Consejo de Seguridad. ¿Qué delitos le preocupan más?
Se han incrementado los hurtos leves, pero el problema está localizado en las zonas comerciales, Azca y Bravo Murillo, en los alrededores del Mercado de Maravillas.  Me preocuparía más que subieran los robos con intimidación. También otros que han subido más y podemos hacer menos, como la violencia en el ámbito familiar. Trabajamos en la protección de las víctimas, tenemos buen contacto con Servicios Sociales y los agentes tutores en los coles, que pueden intuir problemas familiares en alguna conducta, pero es un tema cultural, no es como perseguir un robo. Lo que pasa en la casa de cada uno no se puede perseguir. También han subido mucho las estafas por internet, donde nuestro margen de actuación es muy pequeño.

 

¿Qué le parece la imagen que da la prensa sobre Tetuán?
Me fío de los datos, y en la Junta de Seguridad se dijo que estábamos un punto o dos por encima de la media de la ciudad. Porcentualmente no es relevante, puede cambiar de un mes para otro, por lo que no es tan grave. Que estemos en la media no abona la tesis de que estemos en un distrito peligroso, o con barrios peligrosos. Por otro lado, la Policía tiene que basarse en datos objetivos y en una continuidad, no depender del titular. Si hay peleas o delitos los vecinos tienen razón en quejarse, pero eso no debe hacernos olvidar los hechos de que ni en esa calle hay más delitos, ni que esa situación sea la antesala de un homicidio ni de una pelea de bandas organizadas. En cuanto a los casos que se han puesto sobre la mesa, en Bellas Vistas o San Enrique, que no se pueden negar y que son problemáticas persistentes que hay que intentar erradicar, no indican una situación de conflictividad que me lleve a pedir recursos excepcionales. Llevo aquí tres meses, pero si tengo que cambiar de opinión lo haré.

 

En cualquier caso, ¿entiende la frustración de los vecinos de esas zonas?
Entiendo que los vecinos no duermen a veces, que el entorno está sucio, que ha habido peleas… no quiero negar el problema, pero tampoco magnificarlo y que genere miedo, que los vecinos piensen que la autoridad no actúa o que ese local funciona de manera impune. Aquí no ocurre como en determinados barrios de otras ciudades europeas, donde la Policía tiene problemas para entrar.

 

En las últimas semanas han trascendido varias actuaciones meritorias del Cuerpo –en febrero, dos agentes salvaron la vida a una persona que sufrió un infarto en el Rastrillo de la avenida de Asturias, y posteriormente otro rescató de su casa incendiada a un vecino que pretendía suicidarse–, por las que tres policías están propuestos para una medalla. Unas intervenciones que evidencian el “compromiso” de una plantilla “con ganas de trabajar por el distrito”, concluye Fernández.

 

David Álvarez

COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
Comentarios
Queremos saber tu opinión
Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedes registrarte aquí.

E-mail
Contraseña

Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.

 
  Noticias|Cultura|Deportes|Reportajes|Entrevistas|Opinión|Agenda cultural
Guía de restaurantes|Directorio de empresas|Enlaces de Tetuán|Cartas al Director|Contacto
Quiénes somos|Hemeroteca|Regístrate

© 2017 Tetuán 30 días. Todos los derechos reservados. Aviso legal